21 de febrero de 2011

AL CALOR DE LA CHIMENEA


Las chimeneas además de proporcionar confort y calidez a una vivienda pueden utilizarse como elemento decorativo o para diferenciar distintas áreas en espacios abiertos y comunicados.
En la actualidad existen numerosos modelos, estilos y acabados que permiten escoger la chimenea que más se adapte a nuestras necesidades y al entorno en el que estará ubicada.

Esta chimenea de estilo minimalista está compuesta por una plancha de acero a ras de suelo que acoge el hogar, mientras que el panel de obra a juego con las paredes se ha utilizado para alojar el televisor. 

 

En este salón han utilizado una chimenea modelo casete con puertas por ambas caras lo que permite la comunicación visual entre el estar y el comedor.


En este caso la chimenea está integrada en una estructura volada de obra revestida de pizarra que actúa al mismo tiempo de estantería. El hogar está protegido con vidrios en los laterales.


La librería con puertas correderas lacadas en gris antracita acoge esta chimenea de estilo contemporáneo cuyo marco de acero hace que el ensamblaje entre los dos elementos sea perfecto.


En esta antigua masía se ha optado por una chimenea de líneas rectas en cemento alisado que contrasta con las paredes de piedra que se han dejado a la vista.


Para armonizar con la decoración del salón, la chimenea se ha rodeado de una moldura antigua de madera, dotándola de un aire palaciego, que al mismo tiempo sirve como soporte a otras piezas como el cuadro y los candelabros.



Feliz semana.
Fotos vía: Nuevo Estilo

2 comentarios:

Miguel Illescas dijo...

A mi me gustan mucho las chimeneas, eso de ver como se van consumiendo los troncos..., no se, te quedas hipnotizado.

tránsito inicial dijo...

Me han gustado mucho los tres primeros diseños, tienen una estética inmejorable.